Mons. Alberto Lorenzelli, Presidente del Área Educación de la CECH: ''Entiendo la necesidad de un diálogo abierto''

Lunes 09 de Agosto, 2021

 
En entrevista con la Vicaría para la Educación del Arzobispado de Santiago, monseñor Lorenzelli comparte su mirada acerca del mundo educativo y los desafíos que vislumbra para adelante, en la formación de niños, niñas y jóvenes.

Con sorpresa, monseñor Alberto Lorenzelli, SDB., Obispo auxiliar de Santiago, recibió la noticia de su nombramiento como Presidente del Área Educación de la Conferencia Episcopal de Chile, hace una semana. Una tarea que asume con entusiasmo y gratitud a quienes han estado a cargo de esta labor, especialmente, "al servicio generoso de don Héctor Vargas y de todos los laicos, religiosos, religiosas, sacerdotes y diáconos que en el Área de Educación trabajan generosamente, con  inteligencia", destaca. 

Sobre esta nueva misión en la Iglesia chilena, el obispo destaca que “no hay nada nuevo que empezar, sino más bien dar continuidad, hay un trabajo muy bien hecho", y señala como prioridad dialogar con las personas que colaboran en este servicio eclesial. “La prioridad es escuchar a quienes desde hace muchos años llevan adelante un diálogo con colegios y universidades, han hecho una gran labor en elaborar las bases curriculares y programas de estudios para la asignatura de religión, eso me parece un trabajo precioso que seguramente ha exigido mucha atención, mucha preocupación". 

Además de escuchar, su invitación es a trabajar de manera coral. “Las prioridades del área educación las vamos a dar juntos y las vamos a ir leyendo paso a paso, por lo que se va determinando en este momento particular que está viviendo Chile. El arte de educar es un arte hermoso y no lo podemos perder, porque tenemos la parte más preciosa de la sociedad que son nuestros  jóvenes y eso ya nos dice una prioridad, llegar al corazón de nuestros jóvenes”, dice el obispo.

Pensando en los desafíos para la educación, monseñor Lorenzelli piensa en la Convención Constitucional y en la importancia de abrir un diálogo en temas y propuestas valóricas en el campo educativo. “No podemos perder un patrimonio que se fue elaborando en el tiempo, pero a su vez, entiendo la necesidad de un diálogo abierto, eso lo veo como un primer desafío importante y lleno de esperanza”. 

En segundo lugar, ve la  necesidad de una mayor identidad de los colegios e instituciones de educación superior católicas y de inspiración cristiana. “La necesidad de actuar el propio  proyecto educativo y formativo porque es una riqueza, no es un límite, entonces la convicción que tenemos es de un patrimonio que tenemos que ofrecer”, explica el presidente del Área Educación de la CECh.

Otro desafío es el diálogo con la cultura, pues “en la sociedad plural que estamos viviendo no  nos podemos cerrar proponiendo solos, como si tuviéramos una verdad dogmática. Hoy está la necesidad de un diálogo abierto para escuchar y por otro lado para ofrecer propuestas, valores”. 

En el campo educativo hay algunos hitos que monseñor Lorenzelli también destaca como oportunidades para dialogar, como el Sínodo de los Obispos en Roma, la Asamblea Eclesial de Chile y la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe: “yo veo todo esto como oportunidades, un compromiso grande muy exigente y ahí también debemos estar presentes”. 


Pacto educativo

Consultado sobre qué nuevos sentidos debería tener la educación para los estudiantes y las familias, monseñor Alberto Lorenzelli señala que hoy más que nunca la educación integral e inclusiva debe suscitar un nuevo paradigma acerca de la humanidad, de la vida, de la sociedad, del respeto a la naturaleza y en este sentido, señala que “nosotros no somos los primeros educadores, somos mediadores y colaboradores de la educación que las familias tienen que transmitir y ahí tenemos que hacer un pacto educativo con las familias”.

Dicho pacto expresa el obispo, debe llevar a “formar personas maduras capaces de reconstruir ese tejido relacional y crear una humanidad más fraterna”,  y requiere, unir los esfuerzo de una alianza amplia “estamos hablando de un pacto educativo global y es un llamado a todos aquellos que tienen responsabilidades políticas, administrativas, religiosas y educativas para construir esa casa de la educación donde todos se sienten acogidos” .


Mensaje a los profesores

El Presidente del Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile comparte palabras de gratitud  a los profesores y profesoras y, en especial, a los y las docentes de la asignatura de religión católica: gracias por lo que hacen, por los mensajes que llevan adelante y no se cansen de anunciar y de vivir en primera persona lo que transmiten porque los contenidos hablan con la propia vida”. 

“A todos los profesores y educadores quisiera manifestarles que es muy hermosa la tarea de ser profesores, educadores por los y las jóvenes en las salas de clases, en los patios, en los diálogos, ustedes son los silenciosos operadores de un gran futuro para nuestro país,  son aquellos que siembran aunque nos les toque cosechar, son profetas de esperanza y esto es para nosotros un gran don, una riqueza, por eso los animo a continuar adelante con convicción, autenticidad y coherencia”. 



 



"Renovemos la pasión por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00