Judith Morales, profesora del Colegio Jes鷖 Servidor: 创La pandemia nos ense耋 que hay otras maneras de aprender, llamativas y entretenidas para los ni駉s y ni馻s创

Viernes 15 de Octubre, 2021

 
eliz D韆 del profesor y la profesora!

Profesora jefa de primero básico A, el año pasado fue seleccionada entre los 45 mejores profesores de Chile, en el marco del concurso Global Teacher Prize Chile 2020. En esta entrevista comparte cómo ha sido enseñar a niños y niñas a leer a través de la gamificación.

Antes de pedagogía Judith estudió diseño gráfico y cuando cursaba el tercer año de carrera se dio cuenta que su vocación iba por otro camino, por el camino de la educación. Hace cuatro años se tituló y en lo que va de su etapa laboral ha enfrentado el hacer clases en medio del estallido social y luego en pandemia, ella resume este tiempo como de “aprender en el camino”. 

“Ha sido un tiempo para buscar nuevas estrategias y formas para llegar a las familias y aprender todo lo que la universidad no te entrega, porque uno también se va formando en la práctica”. El desafío más grande, dice fue que los niños comenzaran su proceso de lectoescritura en un contexto de confinamiento a raíz del coronavirus, con clases a distancia y muchas veces con falta de equipos tecnológicos que permitieran a las familias conectarse,  “teniendo que que convencer a los apoderados de que la lectura es importante en primero básico y fundamental para la vida”.

Las primeras semanas de cuarentena fueron de ensayo y error, comenta Judith. “Los niños ahora se encontraban en el lugar donde se sienten más cómodos que su casa, por eso tuvimos un trabajo diario en cuanto a normas, posturas y de ponerse en el lugar del niño entendiendo que a ellos les gusta moverse.”

Para hacer frente a esta nueva realidad, Judith utilizó una nueva herramienta que conoció en una charla, se trata de  la gamificación, “que es enseñar a través de juegos, con personajes que sean llamativos para los niños, proponiéndoles desafíos, ganando puntos, en donde el niño pueda participar aún estando a distancia. Nos sirvió mucho para establecer normas dentro de la clase, para dar explicaciones y lograr la atención de los niños” .

Esta técnica de aprendizaje fue un apoyo también para niños con capacidades diferentes. “Tenía un niño autista en clases y con este método logré que leyera e incluso salió como lector de 40 palabras por minuto”, comenta la profesora.

Al igual que muchos profesores y profesoras Judith también  aprendió a hacer videos donde grababa las tareas que luego eran publicadas en youtube para que  así los papás pudieran acceder a ellas, sin dificultad. La motivación dice la educadora es “lograr que nadie se quede atrás”, de hecho el año pasado todos los niños del curso terminaron el año aprendiendo a leer. Esto tiene mucho que ver con perder el miedo  implementar cosas,dice,  “en educación siempre se ha pensado que el niño tiene que estar sentado, escuchando, y la pandemia nos enseñó que hay otras formas de aprender, formas llamativas y entretenidas para los niños y niñas” 

El trabajo con la familia también fue fuerte. “Acá tenemos familias con historias de vida complicadas, se dan situaciones de violencia, abandono, hambre, uno a veces no entiende cómo le va a faltar un polerón a un niño si es todo tan accesible o cómo un niño va a pasar hambre pero son situaciones que todavía se dan. Muchos niños perdieron a seres queridos por el covid y ahí uno se convierte en alguien importante para ellos, a veces nos convertimos en la profesora del papá o la mamá que te busca para un consejo“.

Con todas estas experiencia y lo aprendido Judith se siente recargada y renovada, hoy dice,  “el foco no es la nota, sino que que el niño aprenda para la vida”.

“Más que un niño aprenda a leer quiero un niño que respete al compañero, me gustaría mucho que tuvieran un futuro diferente, que alcanzaran todo lo que quieran sin mirar los recursos, que sean felices. Para los apoderados mi mensaje es que tengan altas expectativas en sus hijos, que lo único que cambia el rumbo de la vida es la educación”.

 



"Renovemos la pasi髇 por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00